Cuneocalcio Blog

Información de Actualidad

Todo lo que necesitas saber sobre el uso de la faja post parto

El uso de la faja post parto genera muchos interrogantes entre las madres. Varias mujeres tienen dudas sobre cuándo y por cuánto tiempo se debe usar la pieza después del embarazo. Las preguntas también están relacionadas con el cuidado que se debe tener para que la faja no cause ningún problema en el cuerpo.

Todavía hay variaciones en cuanto a las recomendaciones sobre el uso del cinturón para mujeres que han tenido partos normales o por cesárea. Las piezas se venden en diferentes modelos y esto también puede hacer que la mujer tenga dudas a la hora de elegir qué tipo es el más adecuado para su cuerpo.

Aclararemos todas estas cuestiones a continuación.

¿Funciona la faja post parto ?

El cinturón post parto puede ayudar en algunos puntos, pero no en otros. A diferencia de lo que muchas mujeres imaginan, la pieza no hará que el cuerpo femenino regrese más rápido al estado previo al embarazo, ya que la faja no está destinada a adelgazar.

La pieza tampoco promueve una curación más rápida en el caso de mujeres que han tenido una cesárea. El ginecólogo obstetra Marcos Arcader explica que el cinturón no tiene propiedades terapéuticas. “Por eso, usar la pieza no hará que el cuerpo de la mujer vuelva a la normalidad más rápido”, garantiza el doctor.

La correa sirve para ayudar a la mujer que acaba de tener un bebé a moverse con mayor facilidad. Podrá caminar, sentarse y levantarse con menos dificultad si usa la prenda. También promueve el fortalecimiento del abdomen, haciéndolo más firme y haciendo que la mujer se sienta más segura al moverse.

Si no puede comprar una correa, se recomienda que reemplace la pieza con correas. Sin embargo, también es posible vivir bien después del parto sin usar este artículo. El accesorio no se considera obligatorio para las mujeres que acaban de dar a luz.

¿Como funciona?

La pieza está confeccionada en un tejido más firme, por lo que cuando la mujer la viste, tiene una sensación de mayor firmeza en la región abdominal. El uso está indicado en el período posterior al parto, con el principal objetivo de brindar mayor seguridad a algunas madres.

Después de dar a luz, muchas mujeres pueden sentir que su barriga post parto está un poco “floja”. Esto sucede porque la región tarda un tiempo en volver al tamaño que tenía antes del embarazo. Como ya no hay un bebé en el vientre, es posible que también sientan una especie de vacío en esa región del cuerpo.

Ante esto, como se mencionó anteriormente, una de las principales funciones de la faja es reducir la sensación de vacío o de que el abdomen de la mujer está suelto. Aunque muchas personas creen que el accesorio puede promover la pérdida de peso, es necesario entender que la pieza no está destinada a que la mujer pierda el peso que ganó durante el embarazo.

Pros y contras

Es necesario tener en cuenta que después del parto, el útero de la mujer disminuye de tamaño. Con eso, puede estar más despegado dentro del abdomen. Esta alteración provoca un poco de incomodidad e inseguridad para la mujer. Así, el uso de la correa ofrece una mayor sensación de firmeza.

A pesar de esta indicación, hay médicos que creen que el uso constante del cinturón dificulta el flujo sanguíneo e imposibilita el movimiento de los músculos. Para estos especialistas, las características de la pieza dificultan la recuperación del cuerpo de la mujer tras el parto. Por lo tanto, debe consultar a su médico para decidir si es mejor o no usar el aparato ortopédico.

¿Cómo usar la faja post parto?

Después de colocar la prenda sobre el cuerpo, se recomienda ajustarla para que no quede demasiado apretada. También observe si la forma de vestirse no le causa ningún dolor. La intención de utilizar la correa es precisamente aportar firmeza y seguridad, no crear molestias. Apretar demasiado este accesorio puede causar problemas de circulación en las mujeres.

Si ha tenido una cesárea y está interesada en usar la faja, se recomienda que cubra la cicatriz con la pieza. Si el aparato ortopédico se coloca debajo de la cicatriz, la zona del cuerpo puede hincharse.

¿Cuándo debo empezar a usarlo?

Algunos especialistas aseguran que las mujeres que han tenido un parto normal no pueden utilizar la pieza en los primeros 30 días después del parto. Cualquier persona que haya tenido una cesárea y ya tenga alguna inflamación o sangrado anormal en la región del corte tampoco debe usar la faja. La indicación se hace porque la región inflamada necesita recibir ventilación, y la pieza puede dificultar la mejora del problema.

Tampoco se recomienda utilizar el artículo justo después del parto, ya que, en esta etapa, es común que las mujeres experimenten gases y también tengan un pequeño paro intestinal. De esta forma, el uso de la faja en esta situación podría provocar una sensación aún más incómoda en el cuerpo femenino .

¿Qué cuidados tener al usar?

Se deben tener algunos cuidados importantes al usar las fajas post parto. El primero es saber cuándo hacerlo. En el caso de mujeres que hayan tenido un parto normal, la recomendación es esperar un mes para empezar a vestirla.

Las mamás que han tenido una cesárea también deben evitar la faja en los primeros días después del parto. La mujer aún no debe usar el artículo cuando los puntos de la cirugía están infectados o sangrando. De igual manera, aquellas mujeres que se sometieron a este procedimiento durante el parto deben tener cuidado de que la faja cubra toda la cicatriz.

El cuidado de la pieza incluye también su manipulación después de su uso. Para que la prenda dure más, se indica que se lave a mano y no en máquina para que no pierda su capacidad de compresión.

Si el artículo se lava a máquina, también puede mostrar deshilachado o incluso encogimiento. Al lavar la pieza a mano, es posible garantizar su calidad y alargar su vida útil.

¿Cuáles son las principales ventajas?

El beneficio que más llama la atención en el uso de la correa es que este artículo ofrece mayor seguridad para que la mujer practique las actividades diarias y, por ende, se mueva con mayor comodidad. Esto puede ayudar a aquellas que acaban de dar a luz y aún se sienten inseguras al sentarse y levantarse, por ejemplo.

El uso de la faja también puede ayudar a evitar que la mujer sienta dolor en la columna, un problema que suele registrarse después del parto. Esta molestia ocurre a menudo, porque en ese momento, los músculos abdominales son aún más débiles.

Otra de las ventajas de la faja es embellecer la silueta y contribuir a la autoestima, además de aumentar el bienestar de la mujer. También es importante señalar que el uso de la pieza evita la formación de seroma, lo que puede ocurrir en madres que acaban de tener una cesárea.

¿Hasta cuándo usar la faja post parto?

Se recomienda que las mujeres utilicen la pieza en un plazo de hasta tres meses. Después de este período de tiempo, la mujer se libera para practicar ejercicios físicos, pudiendo tonificar especialmente la región del abdomen. El uso de la correa, en este caso, podría perjudicar el fortalecimiento de esta musculatura.

Las diversas opciones de correas pueden ofrecer condiciones de comodidad que se adaptan al cuerpo de las madres. También se indica que la mujer debe prestar atención a los cuidados para que este artículo no cause molestias en su cuerpo. De esta forma, la mujer podrá elegir el modelo más adecuado y sentirse mucho más segura tras el embarazo.

Estilo Colombia

Si estás pasando por el periodo de post parto y quieres hacer uso de una faja no dudes en acceder a Estilo Colombia. En nuestra plataforma podrás encontrar las mejores fajas del mercado, especiales para que las uses durante tu recuperación.

Además de contar con piezas de excelente calidad también contamos con un precio fajas colombianas muy bueno. ¡No dudes en comprar tu faja colombiana aquí!