Cómo tener una cocina exterior lista para las reuniones de verano

Por fin ha llegado el buen tiempo y el calor ya invita a las tardes en el balcón o la terraza. Mientras muchos aprovechan para salir a pasear junto al mar en los días más soleados, otros se anticipan a los preparativos y comienzan, en estas fechas, a poner a punto sus jardines y terrazas para las tertulias veraniegas.

En este artículo vamos a hablar de un elemento fundamental, capaz de reunir a familiares y amigos y proporcionar buenos momentos de socialización y diversión: una cocina al aire libre .

Las cocinas, en general, han superado su simple función utilitaria. Son, hoy en día, vistos como un lugar de diversión, exploración y buenos momentos de convivencia. Así también con una cocina al aire libre .

¿Por qué apostar por una cocina de exterior?

Hay varias razones, pero vamos a darte solo 6 razones que nos hacen creer que una cocina exterior no solo aportará valor a tu propiedad , sino que también te hará pasar buenos momentos este verano.

1. Reduce el consumo de energía

Una cocina al aire libre reducirá el consumo de energía, así como sus facturas de gas y electricidad.

¿Alguna vez has pensado que cocinar en el interior hará que el espacio sea más cálido durante el verano? Esto significa que, inevitablemente, hay que encender el aire acondicionado y gastar electricidad en climatizar el espacio.

Además, una barbacoa en el jardín solo requiere un poco de carbón, que produce el calor suficiente para la preparación de diversos alimentos.

2. Evita los olores

Otra gran ventaja de tener una cocina al aire libre es que todos los olores menos agradables quedan afuera. Esto es particularmente importante en verano, cuando todos los olores parecen intensificarse.

Cocinar al aire libre tiene la gran ventaja de hacer que el olor a barbacoa o fritura se mezcle con los aromas naturales de la huerta, dando lugar a un aroma agradable y acogedor.

3. Es un excelente lugar para socializar

Un jardín o terraza es un lugar agradable y naturalmente atractivo para entretener a su familia y amigos. La mayoría de la gente prefiere este tipo de socialización en las estaciones más cálidas.

4. Proporciona más espacio para invitados

Tan agradable como es reunir a todos en una cocina, a veces el pequeño espacio hace que los invitados se sientan algo claustrofóbicos y hace que los peatones sean inevitables.

Tener una cocina al aire libre le dará el espacio que necesita para asegurarse de que todos estén cómodos, viviendo y circulando cómodamente.

5. No requiere tanto esfuerzo de limpieza

La parte menos agradable de cualquier cena es, por supuesto, tener que limpiar al final de la noche. Es por eso que tener una cocina al aire libre es igualmente beneficioso porque minimiza la necesidad de limpiar el espacio. No hay grandes superficies que limpiar, el suelo tiene césped en lugar de cerámica blanca, etc. Mejor es imposible, ¿no estás de acuerdo?

¿Quieres tener una cocina al aire libre? Así que estos son los principales aspectos a tener en cuenta.

Sea realista acerca de cómo va a utilizar su cocina al aire libre.

Debes saber de antemano que los costes de montar una cocina exterior no suelen ser bajos. Por supuesto, todo dependerá del equipo que elijas, la infraestructura existente, etc. Sin embargo, sea realista acerca de para qué va a utilizar su cocina.

Si solo desea usarlo para una barbacoa ocasional con amigos, entonces una parrilla portátil y una estación de preparación móvil probablemente serán suficientes. Si por el contrario cocinar al aire libre es la norma y no la excepción, quizás quieras preparar el espacio para una cocina más funcional y completa.

La parte del país donde vives y el clima durante la mayor parte del año

Probablemente no te hayas planteado este tema, pero sabes que el lugar donde vives puede tener un gran impacto en el uso que hagas de tu cocina exterior. Vivir en el Algarve no es exactamente lo mismo que vivir en Oporto y esto naturalmente afecta el tiempo que pasamos fuera de casa.

La cocina exterior debe soportar las condiciones meteorológicas

Si estás pensando en comprar más de un elemento para tu cocina de exterior, como una nevera o un horno de pizza, recuerda que es importante asegurarte de que todo el equipo esté bien protegido de las inclemencias del tiempo. La lluvia y los vientos fuertes, así como el calor extremo pueden deteriorar tu cocina. Prepáralo para resistir las 4 estaciones.

Funcionalidad ante todo

A la hora de diseñar tu cocina exterior , prepárala para que sea, ante todo, un espacio funcional. Querrá asegurarse, por ejemplo, de un acceso rápido y fácil a la cocina interior, que el chef no quede excluido del círculo social, que tenga a mano los principales recursos, entre otras cosas.

Imagínese en plena acción e intente visualizar el uso real del espacio. Esto te ayudará a preparar una cocina exterior más funcional y agradable.

No subestimes el espacio de almacenamiento

Aunque se trata de una cocina al aire libre, siempre necesitará un espacio de almacenamiento básico. Por eso, ojo con este tema y prepara un pequeño lugar donde poner los preparados y guardar algunos condimentos.

Estudiar las áreas de protección

También será buena idea montar tu cocina exterior en espacios más protegidos. Elija un área cerca de árboles o en lugares donde se pueda montar fácilmente un toldo, si es necesario. Asegúrate de que si comienza a llover, tus planes no se verán comprometidos.

No olvides los extras

Cualquier socialización es más animada al son de buena música, iluminación ambiental (si es de noche) y algo de decoración. Por eso, quizás aún quieras pensar en una solución que te permita montar un buen sistema de sonido, algunas luces y repartir algún que otro elemento decorativo por el jardín.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies